Hombre caminando solo por la calle


  • Guía para hombres: acciones para conseguir una sociedad en la que las mujeres vivan sin miedo;
  • sitios para buscar chicas.
  • chats para conocer personas de otros paises?

Les voy a contar una cosa que me pasa con mucha frecuencia. Vamos por la calle vacía los dos, cada uno con sus cosas en la cabeza, no se ve ni un alma, solo el asfalto largo de la avenida alumbrado por las farolas amarillas, y son todo bares cerrados, persianas, ventanas apagadas en los bloques de viviendas. Se ha vuelto el tiempo justo, creo, para advertir que soy un hombre.

Por qué en España sigue siendo imposible caminar sola por la calle sin sentirse acosada

No sé bien cómo lo noto: Muy, muy, muy incómodo. Sé que el miedo de esta chica no es miedo a mí, sino a nosotros, a cualquier hombre. Una adolescente publicaba ayer en Twitter una foto de una calle vacía, luz amarilla de farolas, y la pregunta: Pues yo también te entiendo. Empiezo a aflojar el paso. Si ella sigue a ese ritmo, pronto la habré perdido de vista.

Opinión y blogs

Vaya coreografía, cómo se para esto. Saco el celular y finjo mirarlo como si tuviera algo muy urgente entre manos. Les diré lo que hago finalmente: Una chica va caminando sola por la calle de madrugada. Un hombre que pasa por su lado la increpa. Ella acelera el paso. Unos minutos después ella cruza la puerta del portal. Solo entonces decae la sensación de alerta.

Bitter Sweet Symphony The Verve subtitulada

Pero el problema existe. Solo hay que fijarse en las estadísticas para darse cuenta de ello.

Puede interesarte

Este es el caso de Sara Liaño, de 23 años. Hace un tiempo decidió cambiar de ruta al volver a casa para no exponerse a las miradas y comentarios de los chicos que había frente a las puertas de las discotecas. Aunque luego cambió de idea.


  • Hombre Caminando Solo Fotos de archivo e imágenes.
  • tarot zaragoza bar.
  • site rencontre gratuit france.
  • el hombre en busca de sentido epub?
  • "A todas nos da miedo cuando un hombre se cruza mientras volvemos solas a casa";

La inseguridad que afirman sentir cada noche al volver a casa provoca que sean ellas las que acaben desarrollando estrategias para evitar el acoso callejero. Liaño lleva un bolso grande para cambiarse de ropa antes de volver a casa. Las noches de fiesta descarta llevar una falda corta o escote. Son solo algunos de los mensajes que se utilizan para culpabilizar a las víctimas de agresiones machistas y que alejan el foco del agresor. Solo me dio tiempo durante un segundo a ver lo que estaba pasando y a salir corriendo. La misma agresión se repitió otras dos veces , una de ellas en un parque cercano a su casa a las ocho de la mañana.

Por qué en España sigue siendo imposible caminar sola por la calle sin sentirse acosada

No llegó a denunciar ninguna de las tres agresiones. Su desconfianza es compartida por muchas mujeres, que dudan en denunciar porque socialmente no se contemplan como agresiones. De forma que estas violencias, que no llegan al extremo de una violación pero que también son importantes, quedan fuera de los registros oficiales.

Para Sordo es fundamental que cuando se produzca una agresión no se culpabilice a las mujeres, independientemente de si quieren hablar o no. Unos meses antes, cuando todavía no había cumplido la mayoría de edad, Carla cuenta que un chico de unos 17 años le tocó el culo al pasar a su lado. Él no dijo nada.

Seguro que te interesa

Una de ellas se produjo a la salida de una discoteca de Madrid, cuando acompañaba a una de sus amigas de vuelta a casa.